lunes, 17 de agosto de 2009

En las fiestas del Pueblo de Chus.

Antes de nada, os aconsejo poneros un refresco o cerveza o algo que echarse al gaznate a vuestro lado, porque si el cansancio o la dejadez no hace mella en mí, ésta será una entrada extensa, intensa y memorable, porque así han sido estos últimos días por Valgreen of Ash Tree, pueblo de Chus. Y os digo que será extensa porque he tenido que hace una criba enorme de las 400 fotos que tengo, sí, he dicho 400 fotos, pero intentaré poner una pequeña selección de las mejores. Además, el descubrimiento de los GIFs me permitirá aglutinar algunas para ocupar menos espacio y hacerlas algo más amenas.

Todo empezó el jueves pasado, tras pasar unos días con Salva, Mari Cruz, Alejandra y CasiClaudia nos dispusimos (Helena y yo) a marchar hacia el pueblo de Chus. Aunque esta entrada se centrará en las vivencias en dicho lugar, me veo obligado también a poner algo acerca de los últimos días pasados con esta familia. El lunes estuvimos en la playa de Victoria, y allí la niña y los no tan niños disfrutaron de lo lindo con el agua, la arena y todo lo que se pusiera a su paso. Viajando en el autobus, viendo cohes y motos (¡¡¡Moto cohoneh!!!)

Yo, luciendo moreno.



Video de un salvaje de la zona.

Todos limpitos y aseados.

El martes nos dimos la paliza de ir hasta la playa de Bolonia para ser castigados por el viento de levante, por lo cual nos tuvimos que regresar. Además, al día siguiente fuimos a la playa de Valdelagrana, en el Puerto de Santa María, donde la ausencia de viento, los buenos accesos a la playa, la ausencia de oleaje y todo en general hicieron que esta playa fuera muy apreciada y deseada por Mari Cruz. Salva y yo nos dedicamos a edificar una megafortaleza con dragón y todo (el dragón no se veía pero hacía ruido), y luego nos pasamos gran parte de la tarde esperando a que la marea subiese para ver como se destruía. Esto provocó que Salva se quedara como un tomate.
La fortaleza y su guardián.

No sé en que momento tuvimos un rifirafe con la vecina de abajo, que no nos deja tender porque el patio es suyo y nosotros somos unos maleducados, y eso que no vamos como energúmenos a la casa de arriba a ladrarle a la pobre chica que nos abre la puerta. También se molestó su marido, amigo o lo que sea porque no lo dijimos hola, "aqui vivimos personas y no animales" fue uno de sus comentarios tras decir 3 veces hola y que ni Salva ni yo contestaramos. Luego Salva y yo nos dijimos Hola y Buenos Días por la tarde y el hombre nos llamó por el telefonillo, pero no contestamos. Ahora nos sentimos vigilados. Por cierto, esta noche el del hostal de enfrente se ha quejado porque me he sonado los mocos a altas horas de la noche. Esta casa se está volviendo hostil. Ya solo nos queda 2 semanas de soportar a tanto gilimemo.


JUEVES 13. Día 1. Noche 1.

Ya el jueves por la mañana-mediodía (perdón Helena por haber provocado que salieramos tan tarde, pero el Catán nos pudo, y mi falta de... organización) Salva & Family partieron hacia Úbeda y Helena y yo hacia el pueblo de Chus. Pues el viaje, en fin, si juntas a dos personas un poco faltas de cordura en un coche durante 5 horas, acabarán buscando números capicúa en el cuentakilómetros, en las matrículas, en las señales kilométricas o incluso en el reloj para darse un golpe el uno al otro. Y no sólo eso, sino que se agudiza el ingenio y surgen artimañas para despistar al otro cuando sabes que viene el kilómetro 565 (es un ejemplo, no me cuerdo en cual fue), esperas ansiosamente la hora capicúa... y alguna que otra suciedad más. Al menos nos mantuve atentos y despiertos.

No es un camión, es el Arosa (o La Bala Roja).

Una vez en el pueblo, tras dejar los bártulos y saludar tanto a Chus como a sus familiares, nos fuimos a ver los encierros. Eso sí, yo soy un poco patán para subirme y sentarme en las vallas, pero mantuve la compostura hasta el último momento (aunque pasé algo de canguelo). También he de decir que resultaba un poco cómico ver a un grupo de 8 o 9 tíos correr alrededor de una estructura (unas escaleras con una farola) del centro de la plaza para evitar encontrarse con una vaquilla. ¡¡¡ Qué valientes!!!.

Subiditos en las vallas, esperando al novillo. (panorámica by Helena)

Una vaquilla y un valiente.

Pepe, nuestro bar habitual. Espléndido y acogedor.

Luego, tras una cena que no recuerdo (memoria pez, o como diría Saul, del amigo de Nemo, que resulta ser una amiga) empezó la primera noche de fiesta. Y como se hizo costumbre, la foto de inicio en el bar de Pepe:

Foto de inicio. Noche 1.

Las dos bellezas que me acompañaron tanto de día como de noche desde el jueves hasta el domingo. Incluso dormíamos juntos (aunque separados por tabiques, pero algo es algo). Esta foto me salió desencuadrada pero el photoshop obra milagros (o, mejor dicho, retoca imágenes).

Grupo de la noche 1: Luisma, Chus, Jose y Helena.

Luisma muy bien acompañado.


De la noche, pues genial, nos hinchamos a cubatas, bailamos en el discomóvil, jugamos a los dardos, y no sé que más... o no recuerdo. Bueno sí, recuerdo haberle dicho varias veces a Chus que la quería, que la echaba de menos y que me alegraba mucho de verla. Ella dijo que lo notó nada más verme bajar del coche. Es cierto, tenía muchas ganas de verla porque es una gran persona y me cae muy bien y me acompañaba en mis descansos del laboratorio y nos contábamos nuestras penas y nos apoyábamos y todas esas cosas que hacen los amigos de verdad. Ay, que meloso me pongo ahora que tengo sueño y cansancio (NOTA: son las 3:22 de la noche del lunes, y creo que en breve dejaré esto para mañana porque me queda para un buen rato, aunque las fotos ya las tengo metidas y ordenadas, pero escribir también requiere su tiempo y esfuerzo). Y aprovechando mi estado, he decir también quiero mucho a Helena, aunque no la eche de menos porque nos vemos a diario (supongo que ya la echaré de menos cuando no la vea tan asiduamente), y que también me ha apoyado cuando lo he necesitado, se preocupa mucho por mí, me tiene entre palmitas y sin ella estos meses de verano hubieran sido muy distintos, menos alegres, menos amenos, y más duros (lo mucho que me ha apoyado con las labores del hogar no tiene precio, un día de estos la invito a cenar, copas o lo que ella quiera, porque se merece eso y más). Además, es mil veces mejor encontrarte a una amiga al llegar a casa que habla contigo y se preocupa por tí que a un imbécil y estúpido maleducado niño de mamá.

ME VOY A DORMIR. MAÑANA SIGO.


VIERNES 14. Día 2. Noche 2.

Tras levantarnos a las 12 o así, nos fuimos de compras, intentamos comprar un tornillo pero el chico de la tienda se enfadó porque sólo cuesta 2 céntimos y nos lo regaló. Ya sabéis, si necesitáis muchos tornillos planificarlo con tiempo y os saldrá gratis (de uno en uno, varias veces al día o en varias ferreterías). Luego, tras comer nos fuimos a una piscina natural. En la piscina nos lo pasamos genial: un bañito, un catán, otro bañito, risas, victoria, derrotas, largos, saltos de altura, ahogadillas, yacuzzi humano-natural... y más cosas que como de costumbre se me olvidan. Dejaré las fotos y sus respectivos comentarios (que espero que no tengan desperdicio):

Saúl, José, Chus y Helena, vaya cuatro se han ido a juntar. Por cierto, Chus dijo muchas veces: "estáis fatal" a los madrileños que fueron a visitarle (yo lo tomo como un elogio).

Colocando el Catán (foto Friki).

Los blancos, iluminados, al final acabaron ganando, sin querer, pero todos dejamos que ganara Saúl para que se enganchara (Foto muy Friki).


Foto muy pero que muy Friki.

In the water (hay que hacer este blog cosmopolita y comercial, por eso meto frases en inglés).

La fotógrafa y sus modelos. Grandiosos los tres.
Pura energía, aunque luego se mueva por el pueblo con el coche. Ejem (Vaya puya que le he metido sin apenas conocerle, pero seguro que así le obligo a comentar para defenderse).


INTERNEEEEEEEEE... digo COBERTUUUUUUUUURAAAAAAAAAAA... (realmente creo que buscaba interné).


Y tras esta hermosa tarde en mitad de un monte bañándonos en agua no salada y sin cloro (algo que yo no hacía desde hace tiempo) nos fuimos a asearnos y arreglarnos para salir. Y como se volvió costumbre, mientras algunas se arreglaban (el resultado merecía la pena) yo descansaba tirado en la cama. Antes de esto hubo una cena breve, creo que me comí un tomate para cenar y poco más. Sí, he dicho un tomate, de esos rojos que saben a tomate y no vienen de ningún animal. Me estoy volviendo sano y equilibrado, y mi figura así lo indica. Luego partimos al bar de Pepe. He de comentar que dispone de dos barras, una zona con sofás y mesas, una diana y una terraza grandecita. Es un bar de esos que todos queremos tener a mano, y más cuando los empleados-dueños nos tratan tan bien y las copas están tan buenas y bien elaboradas (con agitador y todo).

Foto de inicio. Noche 2.

El cuarteto de esta noche: José, Helena, Saúl y Chus. Foto realizada en la verbena.


Arrimando un poquito, con cariño y respeto.

¡¡¡Embobaito me tiene con tanto arte!!!

Foto idea, realizada y retocada por Saúl. No creo que tenga que comentar nada. Bueno sí, Chus me está mirando el trasero mientras Helena me toca el torso. Es lo que me pasa por estar to bueno (ya que nadie me dice nada me lo digo yo).

Cortejando a Chus (se rumorea por el pueblo que no perdió el tiempo en las fiestas, pero es eso, un rumor). Supongo que cuando una es guapa, lista y simpática levanta las envidias otras que inventan para intentar hacer daño.


Gif con censura. Realmente excepto Saúl y Helena, no conozco a nadie más de la foto. He tenido que omitir un par de fotos porque estaban "rajadas" (aaaaaaaaahhhhh, aplauso y medio!!!). La gente supo reconocer a los dueños de las rajas por la indumentaria: una de rojo y otro de verde. Dijeron que el culo del de verde no era muy bonito. Mienten.

Aquí desayunando antes de dormir. Todos comiendo de mi churro (aaaaahhhh, aplauso y medio!!!).

Como se puede apreciar en las fotos, otra noche inolvidable, con muy buena compañía, bailoteos, muchas risas, churros casi al amanecer, y muchas cosas más que hicieron de esta noche una noche muy grande. Descubrimos el baile del azúcar y empezamos a practicar porque al día siguiente las 5 mejores subían al escenario, pero al final... sólo subió la mejor.


SÁBADO 15. Día 3. Noche 3.

Tras despertar a eso de las 2 de la tarde, comer, ir al bar de Pepe a tomar un café y charlar con una chica que quería hacer nuestro máster pero andaba más perdida que un hijo puta el día del padre... nos fuimos al campo. ¡¡¡A PURIFICARNOS UN POCO!!!. Fuimos acompañados, entre otros, por el padre de Chus, promotor de dicha tarde. Y la verdad que el paseo fue muy agradeble, a pesar de llevar a gente que andaba muy despacio y hablaba mucho. Estuvimos por... no recuerdo el nombre del pueblo, pero recuerdo que era muy bonito (seguro que alguien me lo recuerda). Y os dejo imágenes de la caminata:


Chus y yo andando. Fui pardo y borré muchas fotos de este Gif in situ, pero no ha quedado muy mal.


Helena y yo caminando. Este ha quedado mejor y si te fijas es un poco... no sé, interesante.

Subidos en uno de "Los Abuelos", castaños de gran antigüedad. La foto sale algo desenfocada porque... el fotógrafo no era el adecuado.

Chus y su padre. Ambos (y la madre de Chus también) muy amables durante estos días con Helena y conmigo.

Una foto de paisaje, por si estáis hartos de vernos sólo a nosotros.


Y tras la caminata, o el paseo, nos tomamos unas cervezas o refrigerios en el pueblo (yo una MAHOU, aunque me miraran mal), fuimos a casa de Chus a medio cenar, ducharnos y arreglarnos, y de nuevo noche de fiesta: primero a Pepe, luego a la Verbena y finalmente acabamos en una disco-bar jugando al futbolín y apalancándonos un poco. Pero la noche dió mucho de qué hablar. Miren miren...

Foto de inicio. Noche 3.

El cuarteto de esta noche, que viene a ser el mismo que la primera. También tuvimos la presencia fugaz de Saúl, que tenía que irse para tierras catalanas al día siguiente y se fue pronto a dormir.

Helena a mis hombros (y no a mis pies, lo cual puede resultar una gracia muy mala, pero como la he pensado la pongo) mientras sonaba "Tengo la Camisa Negra" de Juanes. Creo que los amigos de Luisma lo fliparon un poco con esos dos madrileños que están medio zumbados (y eso que no nos vieron el culo).

Helena, poniendo en práctica el baile que estuvimos entrenando durante la ruta de la tarde. Es el baile es que dice Aaaaaaaaazúcaaaa. Subió al escenario porque nos lo prometió a Chus y a mí. Es la más grande. Y a partir de ahora también es la Obregón de Valveeerde.

Hasta el mulato gay (mirar que rosita está) lo flipaba viéndola bailar, y es que estaba tan... siempre se me olvida esta palabra, es como compenetrada o sincronizada... Vamos, que parecía una más de los bailarines de la orquesta.

Los tres masterizados, contentos y felices (ojalá estemos igual los próximos 4 o 5 años por Cádiz)

Los ases del Futbolín. Nos dieron cera a todos los que nos poníamos frente a ellos.

Pues eso, otra noche memorable, sobretodo por la espléndida actuación de Helena, la cual ya es reconocida por casi todo el pueblo. Creo que nos lo volvimos a pasar en grande todos, y a pesar de ser la última noche que pasamos en Valverde, seguro que no es la última que pasaremos juntos de fiesta, copas o lo que se tercie.


DOMINGO 16. Día 4.

Tras levantarnos de nuevo sobre las 2 de la tarde, comer, preparar la maleta y cargarla en el Arosa el vecino de enfrente nos avisó de que habíamos pinchado. Era cierto. Intentamos cambiar la rueda, pero la de repuesto es de esas macizas que valen para 100 km y a no más de 80 km/h. Nosotros teníamos 5 o 6 horas de camino y más de 500 km. Fatal. Además, la tuerca de seguridad no encajaba bien. Fatal. Empezaron los sudores, el estrés, la preocupación. Helena pensaba que le tocaba cambiar las ruedas por otras nuevas. Fatal. Pero no sabía que se arreglan y sigue valiendo. Bien. Es domingo. Fatal. Pero Chus conoce a ... y llama a .... y... tenemos quien nos la arregle. Bien.
Mientras llega el mecánico, nos vamos al bar de Pepe a tomar un café y despedirnos. El sol pega. Pega mucho. Mucho calor. Sudores. Más calor. Pero llegamos a Pepe. La vuelta igual. Calor. Sol. Vamos por la sombra. Sigue haciendo calor. Nos encontramos con el mecánico. Viene a casa. Arregla lo del tornillo de seguridad... a martillazos (como yo había sugerido antes). Se lleva la rueda. Sudores. Calor. Nos sentamos en la sombra y nos hidratamos. Agua fresca. Viene el mecánico. Nos pone la rueda. Guardo la rueda de repuesto. El coche bajo el sol significa calor. No logro meterla (la rueda) y más calor y sudor. Al final lo dejo todo bien. Guardamos el equipaje. Calor. Y tras despedirnos de nuevo y agradecer tanta hospitalidad comenzamos el camino de regreso.
Y el camino de regreso, como siempre, ameno, a pesar de ser 5 o 6 horas en el coche, siempre acabamos haciendo algo peculiar fuera de lo común que nos hace gracia, como esto:



Y también seguimos con el jueguito de los números capicua. Y una vez en Cádiz visitamos brevemente a Mercedes y Alberto en casa de Mercedes. Y luego para casa a dormir y descansar.

AGRADECIMIENTOS Y OTRAS COSAS:
Pues nada, ahora agradecimientos, disculpas, anotaciones y cosas que me surgen de repente:
  • Agradecer tanto a Chus como a sus padres, amigos y conocidos del pueblo tanta hospitalidad mostrada
  • Saúl, existe el Catán online
  • Chus, ya te estamos echando de menos. Pero dentro de poco nos volvemos a ver.
  • Agradecer a Helena que me haya soportado durante otro viaje más, encerrados durante horas en su coche, y luego todo el día y la noche de un lado para otro, andando, nadando, bailando, bebiendo... vamos, que no sé cómo es capaz de aguantarme tanto tiempo sin rechistar (porque sé que a veces me pongo pesado o insoportable). Como dijo en nuestro primer viaje to Madrid: Si al final no nos odiamos después de tantas horas (en aquel entonces eran 7) nos acabaremos queriendo y amando. Por lo pronto nos queremos y no nos odiamos (creo)
  • Saúl, ¿has hecho tus deberes?
  • Helena, al final no he metido tus fotos retocadas, por falta de tiempo y ganas, pero agradezco tu esfuerzo. Si alguien las quiere ver que pregunte (porque no tengo ganas de buscar dónde las tiene colgadas y no sé si ella quiere compartirlas con desconocidos).
  • Luisma, realmente mi nombre no es Roberto, como te dije, sino que es José.
  • Helena, feliz día de tu santo.
  • Pido disculpas por haber metido mucha foto y poco texto, pero creo que es lo mejor para todos, para vosotros porque no os hartáis de leer y para mí porque no me canso de escribir. Además, ando muy ocupado y sólo elegir y poner las fotos y los Gifs me ha costado un montón de tiempo y esfuerzo.
  • Realmente no debería pedir disculpas, esto es lo que hay y punto. Pero como soy bueno las mantengo. Disculpar si echáis en falta texto, pero una imagen (o 400, que son las que tenía de este finde) vale más que mil palabras.
  • Por cierto, son las 3:22 de la noche, creo que ayer también puse algo a estas horas. El caso es que llevo dos días trasnochando para acabar esto. Simplemente lo quiero comentar para que os hagáis una idea del esfuerzo que me ha supuesto terminar esta entrada. Por eso espero que os guste mucho, para que el esfuerzo no haya sido en vano.
Y ya dejaré esto así, que me lío al final acabo poniendo cosas sin sentido que no hacen más que estropear un poco esto. Y como siempre digo, seguro que se me olvida algo, pero no puedo forzar más la máquina. Espero que lo hayan disfrutado y que me lo hagan saber, que en momentos de flaqueza hasta los más fuertes necesitamos de un apoyo o empujoncito.

12 comentarios:

*H* dijo...

Como buena fan número 1, amiga, compañera de piso, piloto en los viajes (lo siento José, es mi coche y me encanta conducir), ganadora de las dos últimas partidas de catán y muchas cosas más como cansina porque te cuento todos mis problemas o porque tienes que aguatar mis tonterias y síndromes premenstruales, voy a hacer un gran comentario como se merece una gran publicación como esta.

Lo primero de todo, el conocer a la familia formada por Salva, Maricriz, Alejandra y CasiClaudia (aunque yo voto por Sofía) me ha encantado, he pasado unos días de vicio al catán insuperables (desayunamos, un catán, mientras comemos, un catán, en la playa, un catán, por la noche, varios catán...), se me ha quitado el mono de ahijada que tenía al ser la babysiter de Alejandra (le caigo muy bien porque le pongo Mickey Mouse, los cantajuegos y Pocoyo por las mañanas, porque tengo una colcha de bichos que no pican y porque si!) y he aprendido como tener hijos no te priva de hacer las cosas que tú quieres como viajar, irte con los colegas, etc.

Lo segundo comentar el ansiado viaje a Valverde (ansiado porque este viaje lo hablé con Chus allá por marzo o así):
Dia 1: a pesar de salir a horas que la gente no debería viajar en un coche sin aire acondicionado cargado, el viaje fue muy ameno por lo que ya ha comentado Jose... yo jugaba de pequeña a que simplemente decías "capicúa" cuando veías un número con esas características, pero José me dijo que él se golpeaba con sus compañeros de viaje, así que hicimos una modalidad que consistía en pequeños puñetazos (empezamos así, nos dolió alguno que otro y acabamos un poco más flojo).
Llegamos por fin a Valverde (tras hacer una pequeña ruta hacia Portugal, vía Zarza la Mayor) muy sudados y a pesar de ello Chus nos abrazó y besó fervientemente. Sï la echábamos de menos y ella a nosotros (no se acordaba de lo cansinos/frikis que podíamos llegar a ser), sobre todo ella echaba de menos frikar y poder hablar de cosas del máster o de becas con alguien que la entendiera ^^
Fuimos a Pepe a tomar algo fresquito y después a la capea donde me asusté al ver al personal del pueblo (luego me dijeron, y más tarde confirmé en el bar de Pepe, que esa gente era lo peorcito del pueblo y que no todos eran así).
Tras la capea Chus nos empezó a presentar a gente pero nosotros estábamos cansados y queríamos ir a casa a cenar y ducharnos. Algo que, como dice Jose, empezó a ser una rutina era que él se duchara antes para que Chus y yo economizáramos el tiempo en el baño pudiendo estar las dos a la vez. Intentábamos tardar poco pero sabíamos que José estaba cansado y, totalmente a drede, jiji, tardábamos un poquito más para que descansara, cargara pilas y pudiera aguantar toa la noche :)
La primera noche fue un poco relajada, bar de Pepe, conocemos a Saúl y Luisma, bailamos en la plaza del ayunta con la discomóvil, Luisma nos invita a unas copillas de su peña (us viruleirus, es muy divertido y curioso que ahí tienen un dialecto que es el chapurrau!!), seguimos bailando en la plaza del pueblo y cuando acaba/nos cansamos de la discomóvil nos fuimos a otro bar pero estaba vacío y nos desmotivó y cogimos rumbo a casa a descansar porque al día siguiente nos teníamos que levantar a las 12 para hacer gestiones.

*H* dijo...

Dia 2: "buenos días, he de confesar que ayer tuve que echar el ancla", jajaja, esas fueron las palabras de Chus al encontrarnos en la cocina, Jose tampoco durmió muy bien y yo, a pesar de sudar un poquito por la noche, dormí de lujo y me levanté aún mejor, eso de estar en un pueblo y que no te den garrafón y encima las copas cuesten la que mas 3'40 es lo mejor de lo mejor!!!
fuimos a que nos regalaran un tornillo, a comprar un cepillo de dientes para José (es lo que tiene hacer la maleta rápido, ejem....), desodorante, caramelitos de menta para el arosa, y fugazmente (poque ya estaban chapando) visitamos el mercadillo de Valverde. Chus se fue a aconsejar a su prima sobre una pulsera y porque fue muy rápido porque José y yo ya teníamos lugar donde esperarla: Chato de vino y tapa de Jamón por 1€!!!!
Comimos comidita de mamá y papá (riquísimo todo, nos cebamos agusto!algunos tuvieron problemas con la sopa, ejem...) y a eso de las 4 tiramos hacia Pepe a tomar el café (esto también se convirtió en rutina). Fue este día el que aconsejamos a la chica pija de papá si hacer un máster o no, o si hacer el nuestro u otro, pero creo que se quedó igual que venía porque la muchacha no tenía las cosas muy claras....
Tras invitarnos a los cafés, por los consejos, cogimos el arosa, recogimos a Saúl y pusimos rumbo Acebo para disfrutar de las piscinas naturales.
No tengo nada que añadir porque ya lo ha dicho todo José.
Volvimos a la hora de cenar, tomatito por aqui, pisto por allá, duchas y a la verbena!Sólo comentar que me lo pasé en grande, que cogí el puntillo perfecto, que Chus se avergonzaba un poco de nosotros (porque enseñamos una vez el culo y luego no lo podíamos mantener dentro de los pantalones) y que los churros/papas fritas de desayuno fueron indescriptibles (porque José no ha puesto las fotos picantonas, jijiji).
Descubrimos un nuevo personaje, Saúl, y lo fichamos, ueeee, hace lo del aplauso y medio!!!!

*H* dijo...

Dia 3: "no habia sopa! bien!" pensó José, pero entonces decidimos hacer gazpacho y le entraron sudores de tener que utilizar la cuchara, pero afortunadamente lo bebimos, jejeje...
En Pepe, tomando el rutinario café, di una masterclass de photoshop al personaje nº1 (José, bueno, a él sólo le enseñé lo de las capas) y al personaje nº2 (Saúl), pero a las 6:30 habíamos quedado para hacer un pateo por la Sierra de Gata, por el Puerto de Santa Clara que sale del pueblo San Martin de nosequé.
Yo no tenía muchas ganas porque no estaba en el mejor de mis momentos (dos días de fiesta ya se notaban) pero al final resultó una ruta fácil, preciosa, con vistas que no me imaginaba que pudiera haber en Cáceres y con un piscolabis final muy rico (gracias Gonzalo por invitarnos).
Duchas, semicena y pa la verbena de nuevo, bueno, primero Pepe (me he enamorado de ese bar), luego bailoteo, ida de olla (lo prometido es deuda, me subí al escenario a darlo todo), más bailoteo, enseñar a bailar salsa a un patxi es muy gracioso, decirle a Luisma (otro patxi, vasco) que dar palmas es más suave (ahi va la ostia, cómo dan de fuerte las palmas los vascos!), que te inviten a una copa porque sí, gracias al primo de Luisma, más copas invitadas por la peña de este 3er personaje, y finalmente lección de futbolin (masterclass dada por Chus y Luisma)! creo que algún que otro se deprimió y le dolió en el orgullo que una chica dulce, pequeñita, guapa como Chus tuviera tal movimiento de muñeca que no viera la bola y metiera goles como churros....
Paseo hasta casa (ah! he de comentar que el día anterior, tras los churros/papas, nos iba a llevar en coche Saúl pero José se encontraba regular y necesitaba darse el paseo hasta casa para airearse, jiji).

*H* dijo...

Dia 4: "Buenos días, ayer se me fue la olla un poco" eso dije yo enseñando las heridas de mi brazo que me hice al caerme debajo del escenario (Creo q nadie me vio) de camino a mi estrellato.....
Comimos pasta hecha por Chus y lo demás ya lo ha contado perfe Jose, pinchazo, susto, café, arreglo.... gracias a Saúl, Chuchi (o algo así se llamaba) y a todo Valverde, que me lo he pasao en grande y el año que viene quiero repetir!!!

Chus, Jose, os quiero, sois un gran apoyo para mí (tambien Mercedes pero no pudo venir porque Alberto tenía un bolo en Vejer) y no sé qué hubiera sido de mí en el máster sin vosotros!!!

Ala, no sé si mi comentario es más extenso que tu publicación pero es lo que tiene ser la fan numero 1!
(si, he tenido que cortar el comentario en 4 para que me dejara publicarlo)

Ahora a desayunar (q friki soy, lo primero que he hecho tras levantarme, no ha sido desayunar sino leer el blog y comentar.....)!

QUE TENGAIS UN BUEN DIA!!!

José Francisco dijo...

Bueno, pues un comentario tan largo que tiene que ser troceado, y que complementa tan bien las lagunas que tuve al escribir no se merece más que muchos aplausos (y no uno y medio) y agradecimientos.
Suele ser habitual que la buena memoria de H enriquezcan mis entradas y aporten esa realidad que a mí se me escapa (tengo demasiadas cosas en la cabeza).
Además, se lo ha currado tanto que hasta se le ha quitado el hambre y no ha desayunado. ¿No obtendrá energía leyendo y escribiendo? mmmm....

Pues eso, que muchas gracias por tomarte la enorme molestia de hacer el comentario más largo, completo y gracioso (hasta a H le hace gracia volver a leerlo) jamás creado.

QUE LOS VIENTOS OS SEAN FAVORABLES Y LAS MAREAS LAS ADECUADAS.

(Por cierto, me voy a bucear hoy y mañana, y mañana incluso por la noche. Habrá fotos)

Anónimo dijo...

Ojú!!! peazo de texto y de comentario de Helen! telita! ;)

Bueno, yo solo diré que me lo he pasado pipa leyendo cómo han sido vuestros últimos días. Echaba también de menos el aplauso y medio.

Lo de darse puñetazos, codazos, o cualquier otro gesto "agresivo" cada vez que veis un número capicúa, me ha molado mucho más que nuestro sistema antiguo, asiq os lo copio!

Helen! eres una crack! además de valiente, una crack, ya me explicarás cómo se te ocurrió la idea de subirte al escenario... jaja, qué grande!

Bueno, Jose, gracias por dedicar taaanto tiempo a escribir tus experiencias, colgar esas fotillos tan divertidas y amenizar los días de verano!

un besillo! Cris

José Francisco dijo...

JODEEEEEERRRRRR!!!!
Muchas gracias Cris, pues la verdad es que cada vez que lo miro (no tengo tiempo para leerlo de nuevo) me doy cuenta de que debería contratar a Helena de redactora o de refery (esto es un comentario algo Friki-Biólogo-Investigador). Por cierto, los golpes no llegaron a ser muy agresivos, no quería ser abandonado en una gasolinera como si fuera el perro que a un niño le trajeron los reyes magos y que luego creció y daba mucho trabajo. Copia la idea y exprímela al máximo.

Próxima publicación el Sábado o Domingo.

Por cierto, Salva, BUENOS DÍAS!!!

José Francisco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Salvador dijo...

Buenos dias, que somos personas

Salvador dijo...

He dicho, buenos dias, que no somos animales...

Anónimo dijo...

BUENOS DÍAS!!!

Salvador dijo...

Jose, buenos dias que somos personas, y si no respondes te llamo al telefonillo